¿Por que no pueden disfrutar de la playa, las personas dependientes?

Cuando una persona es dependiente y va en silla de ruedas, entre los problemas con los que se encuentra a la llegada del verano, es que no puede disfrutar de la playa ni se puede bañar. Porque su silla no esta preparada para ello.

En este artículo pretendemos hacer una recopilación, de las diferentes sillas que existen en el mercado actualmente preparadas para ello

SILLAS ANFIBIAS

NEPTUNE

Silla con marco de aluminio ligero y plegable

Apoyabrazos de PVC móviles con agarraderas para:
• Facilitar la transferencia.
• Mantener la estabilidad en el agua

Tela del asiento:
• No alérgico
• Se adapta a la forma del pasajero.
• Permite el desalojo de agua.
• Ventilada.

Ruedas de aluminio de rápido despliegue.

http://www.neptune-amphibiouschair.com/esp/index.htm

HIPPOCAMPE

Esta silla tiene como objetivo principal el hacer accesible terrenos por los que una silla normal se quedaría atascada como es la arena de las playas (También puede ser útil para ir por la nieve, hacer senderismo, etc.). Esto se consigue mediante el tipo de ruedas que tiene y gracias a que su centro de gravedad es muy bajo.

http://www.hippocampe.co.uk/gallery.php

Con la silla Hippocampe conseguimos una gran autonomía para recorrer las playas e incluso bañarnos ya que debido a los materiales en los que está fabricada permite que podamos entrar en el agua y flotar sin ayuda de otra persona. Su asiento no absorbe el agua cuando se sumerge y todo el bastidor está preparado para que se pueda mojar y para que tampoco se caliente cuando esté expuesto al sol.

Dispone de respaldo reclinable que nos va a dar más comodidad a nuestra estancia.

Esta silla es ligera (15 kg), desmontable y fácilmente transportable para poder llevárnosla a nuestro lugar de vacaciones y utilizarla tanto en la playa como la piscina.

TUMBOROLLER:

Esta silla está pensada para favorecer el acceso a las personas con movilidad reducida a la playa y para el desplazamiento por la arena.

La tumboroller es una silla que nos va a servir como tumbona gracias a que permite diferentes inclinaciones de respaldo de 90º a 180º. La reclinación de respaldo unido a que es una silla con el asiento muy bajito permite que estemos a la misma altura que la gente con la que vamos y está sobre su toalla; pero el hecho de estar tan bajos no nos va a dificultar nada para realizar la transferencia a nuestra silla, en ese momento pondremos el respaldo a 30º y con la ayuda de los caballetes que se sirven como accesorio nos dará toda la seguridad que necesitamos.

Fabricada con un tejido resistente, chasis en aluminio y ruedas especiales para circular por arena se consigue una silla muy cómoda de plegar y transportar.

http://www.tumboroller.es/

Aunque sea una silla no autopropulsable existe la opción de instalarle un handbike que nos permitirá una autonomía plena por la playa de hasta 25 km.

 

 

 

 

Sobre el autor :

Deja un comentario

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH